Fiesta de la Bicicleta de la Villa de Madrid
"Ahí está, ahí está viendo pasar las bicis, la Puerta de Alcalá". (JORGE PARIS) JORGE PARIS
Más de 7.000 personas han participado este domingo en la XXIX Fiesta de la Bicicleta de la Villa de Madrid, que llenó las calles del centro de la ciudad de ciclistas de todas las edades, algunos ataviados con divertidos disfraces, a bordo de bicis, tándem y toda clase de artilugios de dos ruedas y pedales.

Organizada por la COPE con la colaboración del Ayuntamiento de Madrid, la vigésimo novena edición de esta Fiesta ha servido a los participantes para disfrutar de una mañana soleada y divertida, hacer ejercicio y pedir que se hagan en la ciudad más carriles-bici, como aprovecharon para reivindicar algunos ciclistas.

Familias enteras, incluidos abuelos y bebés -algunos montados en pequeños remolques o sillitas adaptados a las bicis de sus papás- han disfrutado juntos de un Madrid sin coches, sin ruidos y sin prisas, en una jornada que se ha convertido en una tradición anual en Madrid, con la llegada del otoño.

Los participantes aprovecharon la marcha para reivindicar el lugar de este vehículo en la carretera

Los participantes tomaron la salida a las 9 horas en la avenida de Menéndez Pelayo y pedalearon después por las calles Príncipe de Vergara, Caídos de la División Azul, Mateo Inurria, Plaza de Castilla, Paseo de la Castellana, Colón, Génova, Alonso Martínez, Sagasta, glorieta de Bilbao y Carranza.

Sobrepasada la glorieta de Ruiz Jiménez, la fiesta continuó luego por Alberto Aguilera, Princesa, Plaza de España, Gran Vía, Alcalá, Cibeles, paseo del Prado y Emperador Carlos V, para después regresar por el mismo recorrido, hasta alcanzar la avenida de Menéndez Pelayo, donde se situó la meta.

En total fueron 22 kilómetros de un gigantesco y eventual carril-bici, que retomaba su habitual condición de vía urbana a medida que los ciclistas dejaban de pasar y la Policía Municipal abría el paso a la circulación de los vehículos a motor.

Pasadas las 12 de la mañana, el centro de Madrid casi había vuelto a la normalidad y de nuevo, los coches, autobuses y furgonetas volvían a hacerse dueños del asfalto hasta la próxima cita anual con las bicicletas.

Aprovechando la coyuntura

Por otro lado, y con motivo de la celebración de la Fiesta de la Bicicleta, la organización Ecologistas en Acción ha emitido este sábado un comunicado en el que denuncia que el Ayuntamiento de Madrid "no tiene en cuenta" este transporte en la organización de las calles ni de los aparcamientos y exige que se adopten medidas para favorecer el uso cotidiano de la bici y convertirla en "alternativa" al coche.

Para Ecologistas en Acción, la falta de seguridad es el mayor problema que encuentran los madrileños a la hora de coger la bicicleta en la ciudad y por eso reclaman la construcción en las principales vías de Madrid de carriles-bici con separadores de seguridad e "interconectados" con los barrios.

Asimismo, la organización pide que en los barrios madrileños se establezcan 'zonas 30' donde se prohíba circular a más de 30 kilómetros por hora a los vehículos a motor y se priorice el paso de peatones y ciclistas; que se construyan aparcamientos en puntos "neurálgicos" como estaciones e intercambiadores y que se permita el acceso de bicicletas en todos los transportes público.

CONSULTA AQUí MÁS NOTICIAS DE MADRID