Estos 437 pisos que construirá Emsule en la localidad madrileña se adjudicaron mediante un sorteo ante notario y entre 11.400 aspirantes.

El presidente de Emsule y primer teniente de alcalde, Raúl Calle, ha señalado en una nota de prensa que los inspectores municipales localizaron a al menos 24 adjudicatarios que han "mentido" en las declaraciones juradas que aportan al expediente de petición de un piso".


Emsule ésta comprobando toda la documentación de los pisos adjudicados y peticionarios, así como los padrones y los certificados del registro de la propiedad, donde se dice que no son propietarios de ningún piso.

"Revisados el 90 por ciento de los expedientes", precisa Calle, "se han detectado que al menos 24 personas no cumplen los requisitos, como el hecho de vivir en Leganés o trabajar en los últimos cuatro años, y no tener ningún piso en propiedad".

"Hemos detectado al comprobar la documentación que algunos adjudicatarios tienen ya tres viviendas y les ha tocado otra", advierte. El alcalde de Leganés, José Luis Pérez Ráez, asegura que "estas personas perderán el derecho a esas viviendas por haber mentido y por querer especular.

"La empresa devolverá el dinero que han aportado, pero estudiará un sistema de sanciones para que no vuelvan a poder concurrir a la adjudicación de más viviendas", concluye.