Los ataques a la polémica estatua ecuestre decapitada de Francisco Franco expuesta en el exterior del Born Centre Cultural i Memòria de Barcelona suben de tono. La imagen del dictador ya no solo soporta huevazos, sino que también se codea con muñecas hinchables que le colocan encima ciudadanos solícitos, ha adquirido un nuevo look a base de grafitis y exhibe relucientes banderas esteladas.  

Ante este recibimiento de la obra, el Ayuntamiento ha agachado las orejas a la hora de defenderla. Este martes fuentes municipales lo han dejado claro: se liberará la estatua de manchas de huevo y de otro "material orgánico" que se puede quitar fácilmente con una "limpieza ordinaria" pero "no se eliminarán las pintadas"

Y la limpieza solo se realizará a primera hora de la mañana como es habitual en el barrio, por lo que si la imagen de Franco tiene que pasarse todo el día luciendo restos de huevazos y tomatazos y atrayendo a las moscas, como ha sucedido este martes, se pasará así toda la jornada.

"Se actuará de acuerdo con el criterio de proporcionalidad", han apuntado desde el consistorio, y han explicado que la estatua está custodiada por un vigilante por la noche y por el personal ordinario de seguridad del Born durante el día.

No han querido desvelar el coste de estas medidas de protección, y se han limitado a señalar que está incluído en el de la exposición de la que forma parte la obra. La muestra, Franco, Victòria, República. Impunitat i espai urbà, ha supuesto una inversión de 203.000 euros.

El Govern acusa a Colau

La estatua se ha llenado de moscas por los huevazos y tomatazosLa polémica por la estatua no solo se ha avivado en la calle sino también en el mundo político. Incluso la Generalitat ha tomado cartas en el asunto y la consellera de Presidència y portavoz del Govern, Neus Munté, ha acusado a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, de "herir los sentimientos de muchísima gente" y de cometer un "grave error"» con su exposición "estética" sobre el franquismo.

Por su parte, el presidente del grupo municipal del PP, Alberto Fernández Díaz, ha afirmado que Colau está alentando el "guerracivilismo" y el de ERC, Alfred Bosch, le ha pedido que "recapacite" y retire la estatua del Born.

Por el momento, la imagen de Franco sigue ahí, en pie pese a todo.

Estatua con 'novia'

El joven artista barcelonés Toni Molins ha colocado este martes en la estatua una muñeca hinchable tras utilizarla para una exposición. Sus motivos: que "es gratuito y pornográfico" que muchas ciudades españolas aún permitan la exhibición en la calle de símbolos franquistas.

Encuesta

¿Te parece bien que se exponga en la vía pública una estatua del dictador Franco?

Sí, me parece bien porque es forma de acercar la historia a la ciudadanía.
31,34 % (1233 votos)
No, es una falta de respeto hacia las víctimas de la dictadura franquista.
53 % (2085 votos)
Me da igual.
15,66 % (616 votos)

Consulta aquí más noticias de Barcelona.