Los hechos se produjeron sobre las 11.39 horas, durante un control de velocidad que se a había montado a la altura del punto kilométrico 65,5 de la C-28, cuando detectaron que el detenido circulaba a alta velocidad en un tramo limitado a 90 kilómetros por hora.

El conductor, que en un primer momento no pudo demostrar ninguna residencia en España a efectos de notificación, quedó detenido por un delito contra la seguridad del tráfico, y más tarde quedó en libertad con cargos con la obligatoriedad de presentarse ante la autoridad judicial de Tremp (Lleida) durante la próxima semana.

Consulta aquí más noticias de Lleida.