Los medios argentinos difundieron este viernes un audio con supuestas declaraciones del sacerdote argentino que apareció esta semana ahorcado en su iglesia, en el que denunciaba que temía por su seguridad y por la de sus seres queridos.

En el archivo, difundido por el canal local Todo Noticias y del que todavía no ha sido confirmada su veracidad, fue enviado a un amigo que aún no ha sido identificado a través de la aplicación WhatsApp.

En él, Juan Viroche denunciaba que había recibido amenazas telefónicas y por las redes sociales y que habían llegado a acosar a su sobrina en persona.

El padre aseguraba que le había pedido al obispo de la región que le cambiara de parroquia, el cual le había recomendado que saliera de allí hasta que encontraran otra iglesia.

Según queda indicado en el audio, "todo (las amenazas) comenzó después con una denuncia de derechos humanos con gente pesada, de la comuna, del gendarme, de la policía".

"Llegan mensajes privados en Facebook y me dicen 'estos son tus sobrinos, ¿no? bueno, ya sabes si no te callas'", comentaba Viroche, en el que también aseguraba que alguien le había llegado a aflojar los tornillos de la moto.

"No te voy a decir que caí en una psicosis, ¿no? Pero sí en una desconfianza y mal, así, tanto psicológica como afectivamente", continúa el religioso.

El audio concluía planteando la posibilidad de que el padre estuviera exagerando y "haciendo demasiado alarde".

Juan Viroche, sacerdote de 45 años, apareció ahorcado esta semana en la iglesia a la que estaba adscrito, Nuestra Señora del Valle, de La Florida, situada a unos 70 kilómetros al este de San Miguel, la capital provincial de Tucumán.

La Fiscalía dice que podría haberse suicidado.

Los vecinos de esta población rechazan este primer veredicto, asegurando que se trata de "un disparate" y que solo quieren manchar la imagen del sacerdote.