La carta de la madre de un niño que se ahorcó por sufrir acoso escolar: "Hoy ha sido mi hijo, mañana puede ser el tuyo"

  • El pequeño Asad Khan, de 11 años, fue encontrado por su madre ahorcado en su habitación, en Bradford (Reino Unido).
  • Había llegado a su nueva escuela a principios de septiembre y comenzó a ser acosado desde el principio.
  • Su madre publica ahora una desgarradora carta en la que pide ayuda para la investigación.
Una escena de acoso escolar en un colegio de Primaria.
Una escena de acoso escolar en un colegio de Primaria.
GTRES

El pasado 28 de septiembre, la madre del pequeño Asad Khan, un niño de 11 años que estudiaba en un colegio de Bradford (Reino Unido), encontró el cuerpo sin vida de su hijo ahorcado en su habitación. Farheen Jan afirma que ha sido víctima de acoso escolar.

Según el diario Daily Mirror,el chico se había incorporado a su nueva escuela en septiembre y casi desde el principio comenzó a ser acosado por chicos mayores, de 16 y 17 años. El día del suceso, su madre había subido a la habitación para ordenarla y encontró la puerta cerrada por dentro. Al llamar y no obtener respuesta, la forzó y halló a su hijo sin vida.

Tras el suceso, la madre del menor ha publicado una carta en donde señala que el dolor de perder un hijo "no puede ser descrito" y pide ayuda para acabar con el acoso escolar: "Hoy ha sido mi hijo, mañana puede ser uno de los vuestros".

"No era un chico ordinario", señala la madre en el mensaje, publicado por la representante parlamentaria por el distrito de Bradford, Naz Shah. "Era muy brillante para su edad, muy sensible y amoroso".

El pasado 28 de septiembre "dio su último suspiro", dice la carta. "No murió por una larga enfermedad o por un accidente, sino que se suicidó. Solo Alá sabe por lo que estaba pasando cuando tomó esa decisión".

Tras la muerte de Asad, algunos de sus compañeros contaron a la familia que el pequeño había sido acosado casi desde su llegada al centro. Los padres no supieron del bullying del que era objeto y atribuyeron su inquietud a que necesitaba tiempo para adaptarse a su nueva escuela.

"Fui testigo de su muerte, grité pidiendo ayuda, recé por que respirara de nuevo, esperaba que los doctores lo salvaran, pero todo había terminado", escribe la madre.

"¿Por qué fue víctima del acoso? Él era inofensivo", dice en la carta. "Asad nunca se iba de casa sin darme besos y abrazos. Su amor por sus padres estaba más allá de toda explicación".

Farheen hace un llamamiento a que quien tenga pruebas del acoso que sufrió Asad coopere con la investigación porque solo es una madre "que quiere justicia para su hijo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento