Turistas en La Rambla
Turistas en La Rambla de Barcelona. EUROPA PRESS

Los barceloneses cada vez conviven peor con el número creciente de turistas que soporta la ciudad (en 2015 Barcelona batió su récord de personas alojadas en hoteles, con 8,3 millones).

Así lo refleja la Encuesta de Servicios Municipales que ha presentado este lunes el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento, Gerardo Pisarello, la primera realizada íntegramente durante el mandato de Ada Colau (de abril a junio de este año), que muestra que el turismo ha escalado de la cuarta a la segunda posición entre los problemas más graves de los barceloneses.

El aparcamiento es el único servicio municipal que suspendeLos encuestados (6.000) que lo señalaron como principal preocupación fueron el 8,1%, 1,7 puntos porcentuales más que en 2015.

Asimismo, ha subido en el listado el tráfico, del cuarto al tercer lugar, y también con un 8,1%  (1,8 puntos más que en 2015) de las personas consultadas que lo señalan como principal problema de la capital catalana.

El paro y las condiciones de trabajo siguen encabezando el ranking, con un 13,4% de los encuestados que lo sitúan como principal preocupación, pero se mantiene la tendencia a la baja iniciada en 2014, dado que pasa del 16% en 2015 al 13,4% en 2016.

Siguen al turismo y al tráfico, como problemas más percibidos por los barceloneses, la inseguridad (7,3%), el transporte público y las infraestructuras (6,5%), la limpieza (5,8%), los problemas económicos y la contaminación, que empatan con el 4,7% cada uno.

Turismo

Sobre el problema del turismo, Pisarello ha apuntado que "hasta 2006, era inexistente como fuente de preocupación para los barceloneses" y ha indicado que este fenómeno preocupa más que la seguridad (7,3%) y la limpieza (5,8%).

Para Pisarello, el Gobierno municipal tiene que "gobernar para hacer sostenible el turismo a la ciudad", y ha asegurado que hay otros consistorios pendientes de cómo Barcelona resuelve los problemas de la presión turística.

Pisarello ha remarcado la necesidad de gobernar para hacer el turismo sostenible"Se está constatando que es un debate que se tiene que dar sí o sí: se tiene que regular el turismo", ha sentenciado, junto al director de Estadística y Estudios de Opinión del Ayuntamiento, Màrius Boada.

La preocupación por el turismo se refleja, según la encuesta, sobre todo en los distritos con mayor presión --Ciutat Vella, Eixample y Gràcia--, mientras que los vecinos de las zonas más alejadas no ponen tanto énfasis en el turismo como problema.

Así, mientras que en barrios como Barceloneta, el Raval y Sagrada Família el porcentaje de barceloneses que ven el turismo como principal problema supera el 20%, no alcanza el 5% en distritos como Les Corts y Nou Barris.

Suspenso en aparcamiento

El aparcamiento, como es habitual en la historia de esta encuesta, es el único servicio municipal que suspende, con una puntuación de 3,7. Tras este, los que tienen peor nota son los destinados a mejorar la circulación (5,2) y a combatir el ruido (5,5).

Consulta aquí más noticias de Barcelona.