Los hechos ocurrieron el 10 de mayo de 2016 cuando el condenado abandonó un hotel en el que estaba hospedado en Pola de Siero dejando olvidada en el armario de la habitación una bolsa de plástico que contenía cinco paquetes con 18 tabletas de hachís.

Estas tabletas arrojaban un peso total de 1.755,95 gramos de resina de cannabis, destina al tráfico a terceras personas; siendo el precio del gramo de hachís cinco euros.

Inicialmente el Ministerio Fiscal solicitaba inicialmente tres años de prisión y el pago de una multa de 8.779,95 euros, con un día de privación de libertad por cada 100 euros no satisfechos.

Consulta aquí más noticias de Asturias.