Tal y como ha informado la empresa en un comunicado, se trata de dos buques arrastreros "idénticos" cuyo diseño ha sido realizado por la oficina técnica Rolls Royce Marine, de Noruega. Cada uno de ellos contará con 80 metros de eslora y con un refuerzo contra hielos para permitir la pesca de gambas en aguas groenlandesas.

El primero de los buques se entregará en un plazo de 24 meses a Qajaq Trawl, mientras que el segundo se entregará en 30 meses a Polar Seafood Greenland. En total, los dos supondrán una carga de trabajo total de 800.000 horas, lo que equivale a "más de 450 puestos de trabajo" durante el periodo de construcción.

"LÍDERES INTERNACIONALES"

La empresa ha indicado que estos contratos, que ya fueron firmados el pasado mes de junio, "confirman la posición del astillero como uno de los líderes internacionales en la construcción de este tipo de buques, de alto valor añadido por la sofisticación tecnológica de los equipos y sistemas que se instalarán a bordo".

Finalmente, ha trasladado su agradecimiento a "los apoyos recibidos" del Banco de Sabadell, Banco Popular y Caixabank para "la consecución de la línea sindicada de avales para llevar a efecto este proyecto". Según sus propias palabras, ello refleja "el claro compromiso de las entidades financieras nacionales con el sector" naval.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.