La delegada territorial, Patricia Alba, ha mantenido este viernes una reunión con la familia del menor, en la que les ha expresado su solidaridad y ha trasladado su comprensión por "las difíciles circunstancias por las que está atravesando".

El encuentro que, según el Gobierno andaluz, ha transcurrido "en un ambiente distendido", se ha celebrado "en el plazo más breve posible tras haber sido solicitado, y sin que se haya producido dilación alguna".

La delegada ha informado a la familia de que profesionales técnicos de la Delegación Territorial de Educación, siguiendo el protocolo establecido para estos casos, han valorado durante el mes de septiembre la situación del menor para actualizar sus necesidades y las variaciones que se hubieran podido producir desde la emisión del dictamen en el mes de marzo.

Por ello, tras los resultados obtenidos, la Delegación de Educación de Málaga, en el ámbito de sus competencias, va a atender sus necesidades educativas especiales reforzando los recursos existentes en el centro. Han recordado también que la Junta ya proporcionó con anterioridad a la llegada del alumno al centro el material adaptado necesario.

Consulta aquí más noticias de Málaga.