Su secretario de Organización, Elio Sánchez, ha recordado en una nota que la campaña de regadío concluye este mismo viernes, 30 de septiembre, pero que las comunidades de regantes y los regantes individuales no han consumido las dotaciones inicialmente aprobadas por la Comisión de Desembalse de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir celebrada el pasado 28 de abril.

Además, en esa misma reunión se acordó la posibilidad de solicitar una ampliación de periodo de riego si se producían las condiciones para ello, según ha explicado Sánchez, para el que a día de hoy se cumplen perfectamente dichas condiciones.

"Es decir, además de que los regantes no han consumido todo el agua aprobada, se produce el hecho de que sigamos sufriendo en el campo un periodo de elevadas temperaturas, que se arrastra desde el mes de julio, y de que no haya señal alguna de que se produzcan precipitaciones a corto o medio plazo. Motivo este que está causando, según han podido constatar los técnicos de UPA-Jaén, una auténtica merma en el fruto del olivar", ha comentado.

Por esos motivos, ha considerado muy necesario continuar con los riegos extraordinarios y de apoyo autorizados hasta el próximo 31 de octubre, al margen de que haya dicho confiar en que a lo largo del otoño se produzcan precipitaciones que reviertan la situación actual del campo.

En este sentido, ha afirmado que los olivos tienen aceituna, pero esta se encuentra muy arrugada, sobre todo en las zonas de secano. El regadío todavía mantiene intacta la posibilidad de una cosecha media, siempre y cuando siga habiendo agua para poder llevar a los olivos.

"De ahí que solicitamos a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, como ha hecho en años anteriores, una ampliación del periodo por otro mes para evitar que la merma del cultivo sea todavía más cuantiosa y nos encontremos con una producción de aceite más baja de la prevista en un principio por la falta de lluvias", ha concluido Sánchez.

Consulta aquí más noticias de Jaén.