Según ha apuntado Bodegas Estevez en una nota, las previsiones apuntan a que 'Ojo de Gallo' alcance un 30 por ciento de comercialización exterior durante este primer año en el mercado, con el objetivo de que a medio plazo exportación y nacional se repartan las ventas de este vino, que aspira a posicionarse en un segmento medio en lo que se refiere a precio.

El grupo Estevez ha definido 'Ojo de Gallo' como un vino "fresco pero con la complejidad de un argumento único y real, con una fuerte personalidad y una clara referencia organoléptica a su origen -el pago de Macharnudo Alto-", trabajando así, según ha añadido, "en línea con la corriente actual a nivel internacional en la que cada vez tienen más valor los vinos honestos que hablan de un origen concreto y único".

En este sentido, ha indicado que "el origen, la tierra donde crece la uva, es un elemento diferenciador que cada vez es más considerado por el consumidor". Por ello, "este vino solo se entiende, y solo se define, desde su procedencia, en el que la uva palomino alcanza su máxima expresión con todos los matices minerales de la tierra albariza que aporta la procedencia de Macharnudo".

Así, tras la vendimia, el vino permanece unos meses en depósito sobre sus lías finas, fermentando con levaduras autóctonas seleccionadas, lo que le aporta también "densidad, untuosidad y complejidad en boca, al mismo tiempo que protege los aromas de la palomino".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.