Tatuaje
Tatuaje MULA FESTIVAL/ EUROPA PRESS

Más de 300 tatuadores de reconocido prestigio internacional participan desde hoy en la Convención Internacional Barcelona Tattoo Expo, que este año se centra en los tatuajes tradicionales, los que surgieron de las raíces más ancestrales y atávicas en las antiguas tribus.

La convención de tatuajes, que se celebra desde este viernes y hasta el próximo domingo en el recinto de Montjuïc de la Fira de Barcelona, también incluye la exposición de cultura urbana BAUM Festival.

Según han informado los organizadores, la Barcelona Tattoo Expo, que celebra este año su 19 edición, acoge a un número mayor de tatuadores que en convocatorias anteriores.

En esta ocasión, la convención gira en torno a los tatuajes tradicionales y por eso han acudido especialistas de países como Nueva Zelanda, Tailandia, México, Japón, Polinesia, Samoa o de la isla de Borneo, que trabajan con técnicas ancestrales.

Entre ellos, destaca la presencia de la mexicana Sanya Youalli, que ha generado un sello propio a través de las técnicas de la tradición de su país, o del francés Matthieu Duquenois, uno de los tatuadores más importantes especializado en el tatuaje de diseños sagrados 'sak yan' de Tailandia.

Otros tatuadores tradicionales utilizan herramientas y técnicas especiales, como el artesano samoano Su'a Lawerence, que es capaz de expresar su creatividad a través de utensilios hechos a mano y elaborados de acuerdo a las tradiciones de su tierra.

"Las personas no cambian por llevar tatuajes"

El evento cuenta con la participación del monologuista y humorista Toni Moog y del fotógrafo español Oscar Quetglas, que presenta más de 100 fotografías que forman parte de la campaña 'Las apariencias engañan'.

La muestra del fotógrafo pretende demostrar que "las personas no cambian al hacerse o llevar consigo tatuajes" y acabar con "el rechazo y la estigmatización de todas aquellas personas que deciden lucir tatuajes".

La edad mínima para tatuarse durante la convención es de 18 años, a pesar de que es legal desde los 16

La convención del tatuaje ha decidido además colaborar con la ONG laica Por una sonrisa lo doy todo, que apoya con sus recursos varios proyectos en el noreste de Brasil que tratan de ayudar a menores discapacitados y en riesgo de exclusión social.

La edad mínima para tatuarse durante la Barcelona Tattoo Expo es de 18 años, pese a que en España es legal desde los 16 e incluso antes con la debida autorización de los padres, ya que la organización apuesta por "una mayor responsabilidad".

Asimismo, de manera contemporánea y en el mismo lugar que la Barcelona Tattoo Expo se celebra la quinta edición del BAUM Festival, que acoge diferentes eventos sobre cultura urbana y deportes extremos, entre otras actividades.