"No hay acuerdo, por ahora, y yo lo intentaré hasta el último día de mi vida", ha aseverado Rivarés para relatar que ha enviado mensajes a Trívez en los que le dice que está dispuesto a reunirse donde quiera y cuando quiera, ya que el concejal socialista no trabaja a tiempo completo en el Ayuntamiento "solo viene jueves y viernes" porque compatibiliza su cargo electo con la impartición de clases en la Universidad de Zaragoza.

"Yo sigo esperando una respuesta, pero con el silencio es imposible dialogar y solo me ha dicho -Trívez- que cuando encuentre un rato me avisa" ha contado Rivarés su último contacto con el concejal del PSOE.

En declaraciones a los medios de comunicación, Rivarés ha confiado en que esta actitud del PSOE "no suponga un giro más a la derecha dentro del conflicto interno que tienen de aproximación al Gobierno de Rajoy y del PP".

RECAUDACIÓN

El consejero municipal ha recordado que la propuesta de negociación de ZEC, que tiene el apoyo de CHA, y está a expensas de la respuesta del PSOE, pasa por congelar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) residencial y gravar un 5 por ciento el IBI no residencial a los inmuebles de valor catastral superior a los 800.000 euros en lugar del millón de euros que se aplica en la actualidad, lo que supondría recaudar alrededor de 3 millones de euros más para hacer "políticas sociales".

Si esta premisa inicial no cuenta con el visto bueno del PSOE el Gobierno de ZEC no presentará una propuesta formal de ordenanzas fiscales porque correría el riesgo de abrir un debate sobre el que no tendría asegurada la mayoría y lo podría perder como el pasado año cuando la oferta de ZEC se rechazó y salió adelante la propuesta que acordaron PP, PSOE y Ciudadanos (C's).

En caso de que no se abra el debate el próximo año se aplicaría la

ordenanza vigente y conllevaría un aumento del 5 por ciento en el IBI residencial, que permitiría al Ayuntamiento recaudar unos 9 millones de euros adicionales y que para una vivienda que paga unos 300 euros

anuales aumentaría en 15 euros, que se podrían distribuir en 9 cuotas al aplicar la tarifa plana, ha recordado Fernando Rivarés.

PROPOSICIÓN NORMATIVA

Por otro lado, Rivarés ha asegurado que se tramitará la proposición normativa presentada por el PSOE, pero ha recordado que "lleva un

proceso" y según cuando se aprueben las ordenanzas fiscales podría suponer que en lugar de entrar en vigor en enero de 2017 lo hiciera el siguiente ejercicio.

En la proposición normativa, el PSOE aboga porque el gobierno de la ciudad modifique la ordenanza del IBI con una reducción del gravamen general del 0,50 por ciento al 0,48 por ciento para que se congele en 2017 y que forma parte del programa electoral de los socialistas, ha recordado.

En el impuesto de plusvalía, ZEC propone una bonificación del 95 por ciento para valores catastral menores de 70.000 euros y del 50 por ciento si es de hasta 120.000 euros. El PSOE aboga por el 95 por ciento de bonificación hasta 100.000 euros y el 50 por ciento hasta 150.000 euros y el 10 por ciento para el resto.

Mientras ZEC propone pasar de cinco a dos años el periodo de permanencia exigido en la exención de este impuesto en caso de venta de la vivienda, el PSOE pide cero años. Este año se han recaudado 70 millones por este concepto.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.