Residencial Arttysur
El cartel anunciando el club de padel en la puerta de los bloques. S.A.

¿Se imagina vivir con cinco pistas de padel al aire libre debajo de su ventana y el peloteo de las bolas todo el día sonando? Eso es lo que le esperaba a 230 vecinos de unas VPO de alquiler en los Bermejales. Y sin poder siquiera disfrutar de su uso.

Llevan casi nueve meses con sus pisos terminados, pero no han podido aún vivir en ellos porque la licencia de ocupación ha sido denegada. Las empresas a quien la Junta adjudicó el suelo (Se Perian, Forcadell y Area 10) han convertido las zonas comunes de estos edificios, llamados Residencial Arttysur, en un club privado de padel. Así rezaba en el cartel que hasta hace semanas colgaba de la puerta de acceso.

Ante esta irregularidad, Urbanismo les ha negado la licencia de habitabilidad. Sólo hay dos opciones: que las pistas sean zonas comunes para los vecinos o restituirlas por un parque comunitario. Los inquilinos escogerán. Urbanismo, mientras, ha llegado un acuerdo para dar el permiso, pero antes la empresa tiene que dejarle un aval que servirá para que, si en seis meses no se han puesto de acuerdo con los vecinos, Urbanismo convierta las pistas en un parque.

La empresa Se Perian sólo argumenta a 20 minutos que hoy obtendrán la licencia, en 10 días los inquilinos tendrán sus pisos y que serán ellos los que decidan cómo se gestionarán las pistas. Pero no ha querido pronunciarse respecto al club privado que ya estaba montado para gestionarlas: Padel Style.

Así se llama el club y que, ni mucho menos, se han paralizado. 20 minutos lo ha comprobado. En el teléfono de información dicen que esos suelos no son de los vecinos aunque estén en medio de los bloques, que ya hay unos 120 socios y quedan 40 plazas libres. Cada socio tendrá una tarjeta para acceder al recinto donde está el club y afirman que en breve abrirán las instalaciones.