«Siempre la has tenido, pero ahora te la han concedido». No es una felicitación cualquiera. Es la de su hijo, que le abrazó emocionado.

Jesús Gómez Palacios, Inspector Jefe del Distrito Sur de Sevilla, recibió ayer la cruz al mérito policial con distintivo rojo, la mejor condecoración que pueden darle a un policía en vida. La de oro y plata es para sus viudas.

Fue la única de esta categoría de las 66 que entregó la Policía Nacional en el día del Cuerpo y de su Patrón: los Santos Ángeles Custodios.

El galardonado, 53 años, dedica su galardón a todas las mujeres de sus compañeros. Y como no, a El Gitano, El zapatone, El Atorni... Los 60 hombres de su comisaría, la que más detenciones registra de Sevilla. En este mes llevan 60 y al año suman unas 800.

En primera línea

Gómez trabaja en primera línea, en las Tres Mil Viviendas del Polígono Sur, una complicada zona de la ciudad donde dice que «los pitufos, los chavales de 14 años, saben más que griego» y los policías y cacos se conocen con nombre y apellido.

«Llegué de voluntario. Me gusta la movida, la lucha. Prefiero estar en la calle que en un despacho. No me gusta exigir, ni dar voces y sí practicar con el ejemplo», dice este sherif de las Tres Mil, un policía convencido de que no existe impunidad, ya que sea donde sea «el que la hace la paga».

Aumento de robos

Los robos en el interior de vehículos han crecido en el Distrito Sur como en el resto del país. ¿El blanco de los cacos? Los nuevos GPS, dice Gómez. En la zona, también han crecido las faltas, mientras que han bajado los robos con intimidación. La delincuencia ha descendido en el distrito un 1,9%, más que la media de Andalucía Occidental (1,64%), donde la eficacia policial ha aumentado un 0,35%. En la zona también han crecido las denuncias por violencia doméstica. Hubo 8.559 hasta finales julio.