La Asociación de Madres y Padres (AMPA) de la escuela infantil de La Paz se concentrarán mañana a las 10.30 horas frente al ayuntamiento para solicitar al equipo de gobierno municipal un aplazamiento en el traslado del centro, motivado por el plan de rehabilitación del barrio, proyectado por el promotor José López Rejas.

Según informó el presidente en funciones de la AMPA, José Lorenzo Hernández, López Rejas todavía no cuenta con la licencia para construir en el barrio de La Paz, por lo que "no se entiende tanta prisa por trasladar la guardería a la carretera de Puente Tocinos".

Añadió que los padres y madres de los 87 niños, de 0 a 3 años, que asisten a este centro "sólo quieren que el traslado se realice cuando sea totalmente indispensable, es decir, cuando el promotor cuente con los permisos necesarios".

Hernández criticó, además, que el ayuntamiento remitió ayer a los padres una carta en la que les informaba de que el 9 de octubre comenzarían ya las clases en el nuevo colegio, que son "unos barracones prefabricados" y están en una zona que es "un foco de drogodependientes".

 Unos barracones prefabricados" y están en una zona que es "un foco de drogodependientes".

Por su parte, la teniente de alcalde de Educación y Personal de Murcia, Pilar Megía, señaló en un comunicado de prensa que la nueva escuela infantil de La Paz, que ha construido el promotor López Rejas en el citado barrio, "cuenta con las condiciones óptimas y necesarias para que los niños y niñas reciban el servicio que precisan".

La edil de Educación se reunirá el próximo 4 de octubre con los padres y madres de los alumnos para informarles sobre el nuevo centro, "que cuenta con los informes favorables de Sanidad, Educación, Trabajo y Protección Civil".

Fuentes municipales señalaron que el traslado del centro se aprobó el pasado 25 de julio en junta de gobierno, y que antes de que finalice el año el pleno del ayuntamiento de Murcia dará luz definitivamente el Plan Parcial de Rehabilitación de La Paz, tras lo que comenzarán las obras.