Durante el 2006, en Asturias se resolvieron el 62,8% de los delitos, la tasa más alta de España. Estos resultados han sido posibles en parte gracias a los grupos de delincuencia urbana.

Juan Luis García es Inspector Jefe del Grupo II de delincuencia urbana de Oviedo y uno de los 31 policías nacionales condecorados hoy. Asegura que esclarecer los delitos «es una labor un poco oscura», pero que este reconocimiento le anima a seguir adelante.


Su compañero, Miguel Martínez, tiene 26 años de experiencia y dice que aquí es más fácil trabajar porque «la gente nos aprecia y es fácil obtener datos. En otros sitios tienen miedo a hablar».