Aparcar en Zaragoza es cada día más complicado y con la llegada de las Fiestas del Pilar, que arrancan este fin de semana, encontrar un hueco para el coche puede convertirse en un calvario. En la ciudad hay una plaza de aparcamiento libre en superficie por cada tres turismos. En total, hay 237.208 coches y unas 80.000 plazas de este tipo, según datos del Ayuntamiento de Zaragoza.

Para encontrar sitio a los 311.600 vehículos que hay en Zaragoza (contando camiones y motos), habría que echar mano de todos los huecos de zona azul y naranja y de todos los párkings subterráneos, tanto públicos y de pago como de los centros comerciales.

Y la situación no hará sino empeorar durante los próximos días. Tomando como referencia las fiestas del Pilar de los años pasados, durante las próximas dos semanas llegará a duplicarse la población de la capital aragonesa y muchos visitantes vendrán en su coche privado.

Dobles filas, coches que duermen apelotonados en solares y aceras atascadas por los turismos que están mal aparcados son las principales consecuencias de la escasez de aparcamientos.

El ritmo de crecimiento del parque automovilístico es en la actualidad superior al de la población. En siete años, entre 1999 y 2006, el número de vehículos se ha incrementado en casi un 15%, mientras que la población lo ha hecho en un 10%. En este periodo de tiempo se han añadido a las calles de Zaragoza 40.455 automóviles y más de 63.000 personas.

Tocamos a una media de un vehículo por cada dos zaragozanos.

En total, en la capital aragonesa hay en torno a 80.000 plazas de aparcamiento de superficie sin regular (gratuitas), casi 6.800 de zonas de pago y unas 200.000 bajo tierra. Buena parte de estas últimas están ubicadas en los bajos de centros comerciales y se utilizan tanto por clientes como por conductores que aparcan allí porque no tienen otro sitio donde hacerlo.

Aparcamientos disuasorios

El Plan Intermodal de Transportes del Ayuntamiento de Zaragoza prevé construir una quincena de aparcamientos disuasorios para que los conductores dejen allí sus coches y luego utilicen el transporte público. Además, tiene previsto construir 44.000 plazas de párkings subterráneos públicos durante los próximos diez años.