Círculo Oscense
El Círculo Oscense, antiguo Casino de la ciudad. WIKIPEDIA

El Consejo de Gobierno ha declarado Bien de Interés Cultural tres monumentos de Huesca, el Círculo Oscense y el Puente de San Miguel en la capital y la Iglesia de Nuestra Señora del Pilar en Canfranc estación.

El edificio del Círculo Oscense, también denominado Casino, fue construido a principios del siglo XX y es una de las obras más significativas de las realizadas en Huesca en aquella época y el mejor ejemplo de arquitectura modernista de la ciudad.

Es una de las primeras construcciones de hormigón armado en España

Por su parte, el Puente de San Miguel sobre el río Isuela, obra del ingeniero Emilio Monterde construido en 1912, es, a pesar de su reducido tamaño, una esmerada obra de ingeniería que destaca por ser una de las primeras construcciones de hormigón armado en España con un diseño que combina la funcionalidad y un novedoso sistema constructivo con ornamentación modernista.

En cuanto a la Iglesia parroquial de Nuestra Señora del Pilar en Canfranc estación, consagrada en 1969, es obra del arquitecto Miguel Fisac Serna, se integra en clara armonía con el paisaje pirenaico y resuelve el programa de un complejo parroquial rural, compuesto por un templo y todos los servicios anejos de sacristía, despacho parroquial, archivo, salón parroquial y vivienda del párroco.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE HUESCA