Vizcaya, Álava y Burgos abrirán a un mismo tiempo sendos comederos para buitres para acabar con los ataques de los carroñeros al ganado registrados en los últimos meses , sobre todo en la zona de Las Encartaciones.

Los responsables institucionales de los tres territorios firmarán este miércoles un acuerdo en Valladolid para poner en marcha los muladares de forma coordinada. Según explicó el diputado portavoz vizcaíno, el objetivo de este acuerdo pasa por que los buitres no se concentren en uno u otro comedero.

Vizcaya es, precisamente, una de las provincias más perjudicadas por los buitres. Con tan sólo 25 o 30 parejas de estas aves en la zona, la falta de comederos en los territorios vecinos y la actividad ganadera de Las Encartaciones ha atraído a muchos más buitres. Sólo en Álava hay unos 600 y en Burgos alrededor de 2.000.

Por ese motivo, Alava planteará reabrir el muladar en Valderejo, cerrado la legislatura pasada, Vizcaya hará lo propio con el de Carranza, aunque en un nuevo emplazamiento, y Burgos lo abrirá en Ordunte o en alguna zona del norte de la provincia.