Un hombre que estaba siendo trasladado al hospital en ambulancia murió después de que el vehículo explotara ante las puertas del centro. Los hechos tuvieron lugar este jueves en la localidad irlandesa de Naas, según publica Irish Mirror.

Uno de los médicos que acompañaba al paciente en la ambulancia sufrió graves quemaduras en la cabeza, el torso y los brazos y dos auxiliares también resultaron heridos.

El fuego que se generó obligó a evacuar el servicio de Urgencias y hubo que trasladar a los enfermos a otros hospitales de la zona.

Los hechos están siendo investigados pero el Daily Mail avanza que el suceso pudo haber sido causado por la explosión de una bombona de oxígeno situada en la parte trasera del vehículo.