Alumnas y profesor.
Alumnas y profesor en una clase. GTRES

La posibilidad de crecimiento laboral y profesional no termina en el grado, máster o las diplomaturas de posgrado.

La educación superior también cuenta con estudios de FP que en los últimos años han crecido en cuanto a demanda tanto por parte de los estudiantes como de las empresas que necesitan técnicos en entornos muy específicos.

Los ciclos formativos en Grado Superior o Medio se han convertido en otra salida laboral de muchas personas desde el inicio de la crisis, incluso entre aquellas que ya disponían de título universitario. La relación entre estudios universitarios y FP se estrecha, ya que estudiantes de esta última también escogen continuar sus estudios en grado.

Las contrataciones a titulados a FP llegaron a superar a las de los universitarios, según el Mapa Laboral del FP que presentó el Gobierno en 2015. 

Las estadísticas mostraban que las contrataciones habían subido entre 2013 y 2014 un 14%, mientras que las de los universitarios eran del 11%.

Los datos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte reflejan que se ha producido un aumento en la matriculación en la FP, y que los módulos con mayor salida laboral son Técnico en Gestión Administrativa, Cuidados Auxiliares de Enfermería y Técnico Superior en Administración y Finanzas.