Se quedarán con su ex.  Un juez de Estados Unidos ordenó ayer que Kevin Federline, ex marido de la polémica cantante de pop Britney Spears, tenga la custodia de los dos hijos de ambos hasta nuevo aviso y a partir de mañana, según revelaron documentos judiciales.

La orden, emitida por el juez de la Corte Superior del condado de Los Ángeles Scott Gordon, señaló que Federline «retendrá la custodia física de los menores, comenzando al mediodía del miércoles (...) hasta que haya una nueva orden del tribunal». Los representantes de ambos no quisieron hacer declaración alguna.

La orden del juez llegó ayer, diez días después que la cantante, de 25 años de edad, fuera acusada de provocar un accidente y darse a la fuga, además de conducir sin una licencia válida.

Después de su separación, Britney Spears y Kevin Federline han mantenido una ardua batalla legal para obtener la custodia de sus dos hijos: Sean Preston, de dos años, y Jayden James, de uno.