El Ayuntamiento se hará cargo, aunque pedirá dinero a la Junta de Andalucía, la Entidad Pública Empresarial d e Suelo (CEPES), los empresarios del polígono Guadalhorce y la Unión Europea a través de los fondos Feder. Se calcula que el arreglo de esta vía, de apenas tres kilómetros y medio y que lleva 22 años sin reasfaltarse, costaría cerca de 20 millones de euros, según avanzó ayer Sur .

El edil de Urbanismo, Manuel Díaz, sostiene que su concejalía y la de Polígonos han trabajado juntos en la redacción de este anteproyecto. Esta actuación será clave, añadió Díaz, para que el polígono Guadalhorce pase a manos del Ayuntamiento, algo que está pendiente desde hace años por las deficiencias que tiene que corregir el parque empresarial.

Por la carretera de la Azucarera circulan al día 50.000 coches (un 15% es tráfico pesado), lo que ha terminado por llenarla de baches y socavones. Por ello se propone su reconstrucción, con dos calzadas de 7,5 metros de ancho cada una, separadas por una mediana ajardinada.