La Generalitat pondrá a disposición de los inmigrantes que lleguen a Cataluña un servicio de primera acogida que ofrecerá una atención personalizada a través de un agente de acogida así como cursos de catalán, formación sociolaboral así como nociones sobre la sociedad catalana para facilitar su integración.

Los inmigrantes no estarán obligados a hacer estos cursos destinados a facilitar su integración en Cataluña
Así lo recoge el anteproyecto de la Ley de acogida de las personas inmigrantes y retornadas a Cataluña que se prevé
entre en vigor en 2009.

La consellera de Acción Social y Ciudadanía , Carme Capdevila, ha asegurado que este servicio de acogida pasa por "crear un marco de referencia que facilite la llegada de los inmigrantes" con el objetivo de "promocionar la igualdad de oportunidades y la cohesión social".

Facilitar la inserción

El programa se dirige a los extranjeros empadronados en municipios catalanes y se espera que aporte "ventajas" al inmigrante para poder demostrar su voluntad de arraigo y también de buscar empleo.

Los inmigrantes no estarán obligados a seguir estos cursos aunque, según la consellera, "trataremos de hacerlo lo suficientemente seductor" para que los inmigrantes se apunten.

En estos momentos existe un "bajo conocimiento del idioma" catalán entre las comunidades extranjeras afincadas en Catalunya. Según el Idescat, el 64,6% de los chinos no entiende el catalán, así como tampoco el 38,6% de los marroquíes, el 30,7% de los rumanos y el 21,4% de los ecuatorianos.