Los países de la Unión Europea (UE) alcanzaron hoy un acuerdo político para liberalizar completamente los servicios postales en Europa a partir de 2011, con un periodo excepcional de adaptación de dos años para once Estados.

El acuerdo se alcanzó durante el almuerzo de trabajo que mantuvieron los representantes de los Estados miembros antes del inicio formal del Consejo de ministros de Transporte, Telecomunicaciones y Energía que se celebra en Luxemburgo, informó la Presidencia de turno portuguesa de la UE.

La apertura del mercado de los servicios postales terminará con los últimos monopolios en este sector, como el que mantiene Correos en España sobre los envíos interprovinciales y trasnacionales de menos de 50 gramos.

Moratoria para algunos

Finalmente, la liberalización se hará efectiva a partir de diciembre de 2010, un año más tarde de la fecha propuesta por la Comisión Europea (CE), y once países -Chipre, la República Checa, Grecia, Hungría, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Polonia, Rumanía y Eslovaquia- dispondrán hasta diciembre de 2012 para adaptarse, informaron fuentes de la Presidencia.

Los Veintisiete aceptaron la propuesta portuguesa y decidieron no incluir en la directiva ninguna referencia a los "servicios exprés", uno de los puntos sobre el que los Estados mantenían diferencias.

Varios países consideraban que este tipo de servicios debían contribuir al fondo de servicio universal, destinado a garantizar que todos los europeos dispongan de servicios postales independientemente de dónde residan, mientras que otros se oponían al considerar que se trata de un negocio completamente diferente.

El acuerdo será ratificado esta tarde en el Consejo de ministros, en el que previsiblemente Luxemburgo será el único que vote en contra, informaron fuentes diplomáticas.

Así, el texto podría llegar al Parlamento Europeo a finales de noviembre para que la Eurocámara dé el visto bueno definitivo.

Actualmente, la situación de los servicios postales en Europa es muy diversa, con países como Suecia y el Reino Unido completamente liberalizados y otros con fuertes monopolios.

En el caso de España, Correos únicamente mantiene el monopolio sobre las cartas de menos de 50 gramos y los paquetes de menos de 10 kilos en envíos interprovinciales y trasnacionales de salida.

Otros servicios, como el correo local, uno de los más interesantes a nivel económico, están totalmente liberalizados.