El padre de la niña de 14 meses muerta el domingo por ahogamiento en un río de Istán (Málaga) y que fue detenido como presunto autor de un delito de homicidio por imprudencia seguirá detenido 48 horas más al prorrogar hoy esta situación el juez del Juzgado de Instrucción número 3 de Marbella.

Fuentes judiciales informaron de que el arrestado, M.A., de 32 años y vecino de Marbella, no llegó a prestar declaración hoy y que abandonó -tras cuatro horas- la sede judicial poco antes de las 13 horas esposado en un furgón de la Guardia Civil.

El hermano del detenido, que acudió a las puertas del juzgado, asegura que confía en su inocencia

Aunque no precisaron adonde fue trasladado, deberá comparecer de nuevo en este juzgado el próximo miércoles y se desconoce el motivo de la prórroga de la detención al haberse decretado el secreto de las actuaciones. Su hermano, que acudió a las puertas del juzgado junto a otros familiares, aseguró a los periodistas que confían en su inocencia, que estaban allí para apoyarle y que no saben nada de lo sucedido desde que el arrestado salió con su hija al campo.

Calificó de "más que perfecta" la relación con su pareja y comentó que la familia está destrozada esperando autorización para poder enterrar a la pequeña y que su hermano cuenta con la asistencia jurídica de un abogado de oficio.

El padre de la pequeña, que salió con ella a pasear por los alrededores de Istán, apareció en la noche del pasado sábado ebrio y en estado de shock y afirmó que desconocía el paradero de la niña. La pequeña fue encontrada semisumergida en el interior del río Molinos, en la zona conocida como Arroyo de la Luz, por un vecino del pueblo que participaba en su búsqueda junto a guardias civiles, localización que se produjo al menos cuatro horas después de que se diera por desaparecida.

Ropa ensangrentada

Algunos vecinos del municipio, alarmados, aseguraron a Efe que el padre apareció con la ropa ensangrentada, rota y con magulladuras por el cuerpo. "Vimos aparecer al padre destrozado y nos dijo que había puesto a su hija un momento en la carretera, mientras iba a orinar, y cuando volvió no estaba", dijo uno de los vecinos. Los resultados de la autopsia practicada a la pequeña, que murió tras ser encontrada en estado muy grave, reveló que la causa del fallecimiento ha sido asfixia mecánica por ahogamiento, según indicaron fuentes de la investigación.

Su cadáver fue trasladado el domingo por la tarde al cementerio del núcleo de población de San Pedro Alcántara, en Marbella, adonde acudieron familiares y amigos. El Ayuntamiento de Istán celebró un pleno extraordinario en el que se decretó suspender los festejos que se celebraban en la población y decretar dos días de luto en el pueblo, que está muy afectado por lo ocurrido