La muestra ‘Fiesta y Simulacro’ rastrea a través de imágenes el origen de ritos, fiestas y cultos populares asentados en la actualidad
La muestra recoge paneles que enseñan ejemplos de arte barroco. (Rafael Díaz / EFE)

El Proyecto Andalucía Barroca 2007 presenta en el Palacio Episcopal de Málaga la exposición Fiesta y Simulacro. Una selección de 125 piezas procedentes de instituciones públicas, eclesiásticas y colecciones particulares de las ocho provincias andaluzas desempolvan los orígenes que han dado lugar a ritos y fiestas tan consolidadas hoy en día como la Semana Santa o el Corpus Christi. Se trata de pinturas, dibujos, esculturas, vestidos e, incluso, instrumentos musicales capaces de retrotraer a la actualidad las fiestas que estigmatizaron los ritos luctuosos, regios, cultos y populares de la sociedad local de épocas pasadas.

Las piezas estrella son los lienzos Carro del agua y Carro del Víctor y Parnaso, de Domínguez Martínez, procedentes ambos del Museo de Bellas Artes de Sevilla.

Representan la inspiración del mundo del barroco por buscar y simular la realidad. La exposición tiene seis secciones temáticas y le precede  un documento audiovisual a modo de introducción.

* Palacio Episcopal de Málaga. Plaza del Obispo, 6. De 10 a 14 y 18 a 21 horas. Gratis.

El simbolismo como base cultural

Las comisarias de la exposición, Rosario Camacho y Reyes Escalera, aseguran que la elección de las piezas responde al objetivo de plasmar la complejidad de unos años que constituyeron una poderosísima «fuente de cultura simbólica». En esta exposición, arquitectura efímera, artes plásticas, piezas literarias, música y escenografías se despliegan «con tal afán de perfección y seducción» que todas las clases sociales se veían involucradas en los festejos. Destaca la exposición de algunas secciones en las que se muestran juegos, como el de las cañas y los combates simulados.