Los taxistas quieren modificar las tarifas nocturnas, ya que según ellos, más de dos tercios de ellos no salen a partir de las 2 de la mañana. No les compensa salir, dicen. Para que haya más taxis circulando, proponen nuevas tarifas en dos tramos.
De 22.00 a 2.00 horas, según la idea de la Federación de Taxistas de Asturias, cobrarían un 20% menos.
El segundo tramo sería el comprendido entre las 2.00 y las 7.00 horas. Aquí, de entrada se subiría en dos euros la tarifa lineal. Un cliente, solo por subir, tendrá que pagar seis euros.

Durante este pasado verano, la media de taxis en activo de madrugada no superó los 80. Pocos teniendo en cuenta que Gijón tiene 308 licencias.

Cada vez hay más mamparas. Es una medida de seguridad que impide que el cliente y el conductor estén en contacto. Hace cinco años nadie utilizaba, pero desde entonces, el número de mamparas de seguridad no ha parado de aumentar. Hoy ya la tienen instalada unos 60 automóviles. Los propios taxistas reconocen que es una jaula.