Fragata Mercedes
Imagen del barco Ángeles Alvariño en el Puerto de Cartagena antes de su partida. DELEGACIÓN DEL GOBIERNO

La segunda expedición científica al pecio Nuestra Señora de Las Mercedes, organizada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, en colaboración con el Instituto Español de Oceanografía y la Armada española, ha partido este miércoles desde el puerto de Cartagena (Murcia), según informaron fuentes de la Delegación del Gobierno en un comunicado.

Los objetivos con los que parte este nuevo proyecto son documentar el estado actual de los restos del pecio y las condiciones en las que se encuentra toda la extensión del sitio arqueológico; así como posicionar todos los restos que se encuentren.

Igualmente, su objetivo es limpiar aquellas partes del pecio que resulten de mayor interés científico para ampliar el conocimiento del mismo y documentar en lo posible las operaciones que pudieran haber sido realizadas por el expolio de la empresa Odyssey, distinguiéndolas del fenómeno del hundimiento de la fragata en 1804, entre otros.

Para todos estos trabajos embarca en el buque Ángeles Alvariño un equipo de trece personas, entre científicos y técnicos, dirigido por el director del Museo Nacional de Arqueología Subacuática ARQUA, Iván Negueruela, e integrado por personal de este Museo, del Instituto Español de Oceanografía, del Museo Naval de la Armada Española, expertos en el manejo de un robot submarino remoto denominado 'Remote Operated Vehicle' (ROB), así como un equipo de filmación, que elaborará un documental para difundir la investigación.

Hundida en 1804

La campaña, que durará en torno a quince días, dependiendo de las condiciones climatológicas del mar, tiene como objetivo superior el promover el conocimiento de la importancia cuidado del patrimonio subacuático, siempre en el marco de la Convención de UNESCO de 2001.

La Nuestra Señora de las Mercedes, una fragata de 36 cañones y 300 tripulantes al mando de Diego de Alvear, se hundió el 5 de octubre de 1804 a 30 millas de la costa gaditana y a mas de 1.100 metros de profundidad, tras una enfrentamiento con navíos de la Armada británica.

La empresa "Odyssey Marine Exploration" extrajo de los restos un tesoro, que la Justicia le ha obligado a restituir  a España. 17 toneladas en monedas de oro y plata fueron entregadas en 2012, después de cinco años de litigios.

Consulta aquí más noticias de Murcia.