El padre de la niña de 14 meses que murió tras permanecer al menos cuatro horas perdida en el campo en Istán (Málaga) ha sido imputado como presunto autor de un delito de homicidio por imprudencia y puesto a disposición judicial, informó la Subdelegación del Gobierno.

Los agentes de la Guardia Civil detuvieron en la madrugada de este domingo al padre de la niña, vecino de Marbella, de 32 años, y lo trasladaron al cuartel de la Guardia Civil de Ojén (Málaga) donde por la mañana ha prestado declaración.

Según informó en un comunicado la Subdelegación del Gobierno, en la tarde noche del sábado el detenido y su hija se encontraban paseando por los alrededores de la localidad cuando, por causas que se están investigando, el hombre apareció en Istán ebrio, en estado de shock y diciendo que desconocía el paradero de la niña.

Las causas de la desaparición y muerte de la niña se están investigando

Vecinos de Istán manifestaron que el hombre tenía la ropa ensangrentada, rota y con magulladuras en el cuerpo.

Guardias civiles y vecinos de la localidad estuvieron buscando a la menor durante más de cuatro horas y la encontraron en torno a las 00.15 horas en la zona conocida como Arroyo de La Luz, semisumergida en el interior del Río Molinos, informó Subdelegación.

El cadáver de la niña se encuentra en el anatómico forense de Málaga a la espera de que le sea practicada la autopsia y el detenido ha pasado a disposición del juzgado de Instrucción 3 de Marbella.