Una madre británica convierte a su hijo de 11 años en asesino del Estado Islámico

  • El niño aparece en un vídeo asesinando a prisioneros con tiros en la cabeza mientras sonríe.
  • Su familia asegura que antes de viajar a Siria era "amable y cariñoso", pero que si vuelve "ya no será el mismo".
  • La radicalización de la madre fue a partir de su matrimonio con Junaid Hussain.
El hijo de Sally Jones, la británica convertida en yihadista, con un arma, sonriendo, para ejecutar a un prisionero kurdo en Raqqa.
El hijo de Sally Jones, la británica convertida en yihadista, con un arma, sonriendo, para ejecutar a un prisionero kurdo en Raqqa.
DAILY MAIL

Joe Dixon, un preadolescente de tan sólo 11 años nacido en Kent, Reino Unido, podría ser el asesino que hace unos días aparecía ejecutando a unos prisioner0s kurdos con un tiro en la cabeza, todo esto mientras sonreía. El espantoso video fue difundido hace apenas unos días por el autodenominado Estado Islámico, y el lugar de la ejecución podría tratarse de Raqqa, uno de los bastiones sirios del grupo terrorista.

El vídeo tiene una duración de unos nueve minutos y el niño aparece bajo el pseudónimo de Abu Abdullah Al-Britani.

Dixon es el hijo de una británica de 47 años conocida como Sally Jones, que decidió enrolarse en las filas del grupo terrorista Estado Islámico en 2013. La británica convertida al islam más radical adoptó el pseudónimo de Mrs. Terror tras contraer matrimonio con Junaid Hussain, un hacker de 21 años de edad natural de Birmingham que al parecer murió durante un ataque de drones del ejército de EEUU el pasado agosto.

La familia y amigos de la británica convertida a yihadista que ha obligado a su propio hijo a ser un asesino han hablado tras tres años de lo angustioso de la situación y han asegurado que ver al hijo de Jones ejecutando a prisioneros es "peor que estar de luto".

Un amigo de Jones ha hecho declaraciones a los medios británicos bajo el anonimato por temor a posibles represalias, asegurando que aunque su familia la echa de menos a ella y a su hijo, también tienen miedo de quienes la han convertido.

La familia de Jones asegura que Dixon era un niño amable y cariñoso antes de viajar a Siria y saben que si vuelve nunca será el mismo de antes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento