El alcalde de Vigo, Abel Caballero
El alcalde de Vigo, Abel Caballero EUROPA PRESS

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha vuelto a arremeter públicamente contra la comisión gestora del PSdeG por los cambios introducidos en la lista de la provincia de Pontevedra para las autonómicas, pero ha ido más allá, y se ha declarado "decepcionado" con todos los que avalaron esta decisión, trasladando así su malestar también a los órganos del PSOE a nivel federal.

En una rueda de prensa, el regidor olívico ha lamentado que "la estructura del partido tomó su decisión" sin escuchar siquiera la voz de los alcaldes socialistas, de la presidenta de la Diputación de Pontevedra y de los militantes que habían propuesto una lista "pactada, dialogada y consensuada". Una lista que era "liderada por Vigo" y que fue "cambiada en los despachos, en contra de las bases, en contra de los que ganaron elecciones".

"Llevo toda la vida en el PSOE (*), que yo recuerde nunca se cambió una lista para las autonómicas en contra de las agrupaciones", ha señalado, y ha lamentado que su partido "siempre estuvo en la nueva política" y "siempre se preció de ser un partido municipalista". "Ahora parece que eso cambió, y yo quiero reivindicar el PSOE que se puso del lado de Vigo con el partido judicial, con Alfredo Pérez Rubalcaba, el PSOE que está al lado de los militantes y los ciudadanos", ha proclamado.

En esa línea, el alcalde de Vigo ha vuelto a criticar que la ciudad no ocupa el lugar que le corresponde en la candidatura de la provincia, y ha insistido en que la defenderá por encima de su partido, tal y como dijo públicamente en un mitin en presencia de Pedro Sánchez. "Él dijo que le parecía bien, que quería alcaldes así. Yo quiero a ese Pedro Sánchez, al que antepone la política de los ciudadanos a las decisiones de las estructuras del partido", ha afirmado.

"Desde la FEMP (órgano que preside) uno de mis lemas es pedir respeto para los alcaldes, y pido respeto para mí, porque yo gano elecciones. Conseguimos un gran apoyo social con mucho esfuerzo, y no le voy a fallar a mi ciudad", ha sentenciado.

CAMPAÑA ELECTORAL

Con respecto a la próxima campaña electoral de las autonómicas, Abel Caballero no ha querido desvelar cuál va a ser su papel o el del PSOE de la provincia de Pontevedra, aunque se ha mostrado visiblemente molesto a la pregunta de los medios de si iría a votar el 25 de septiembre. "Esa pregunta ni siquiera se la tolero", ha afirmado tajante.

Tampoco ha precisado si trabajará para que el PSdeG consiga mantener el quinto diputado en la provincia (hasta ahora Caballero da por segura solo hasta la cuarta acta), que sería su sobrino Gonzalo Caballero, cabeza visible del sector crítico del PSOE vigués. "Los que hicieron poco para llegar a la quinta acta fueron los que elaboraron esta lista", ha atajado.

"En esta provincia, los que pierden las elecciones pretenden decirnos a los que ganamos cómo llevar adelante el proyecto político del PSOE", ha ironizado, y ha lamentado que nadie, ni siquiera en la Ejecutiva Federal, haya dado "ni una razón" del cambio en la candidatura.

"Hasta ahora, siempre me sentí muy respaldado por mi partido. Esta vez, por razones que no explican y, por tanto, no admito, no se atiende la posición legítima de la ciudad y de los representantes del partido en la provincia", ha sentenciado.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.