Explosión Suecia
Miembros de la policía sueca investigan el lugar donde tuvo lugar una explosión en un edificio en el Biskopsgarden de Gotemburgo, al sur de Suecia. BJOERN LARSSON ROSVALL / EFE

La Policía de Gotemburgo (suroeste de Suecia) vinculó este martes a una guerra entre bandas criminales locales la muerte de un niño de 8 años el lunes, después de que explotase en su piso una granada lanzada desde el exterior.

El menor, de nacionalidad británica, falleció en la madrugada del domingo al lunes tras el ataque a la vivienda, donde se encontraba de visita con su familia.

La policía sueca ha pedido además ayuda a la ciudadanía para recabar alguna pista En ese piso está registrado un individuo sentenciado recientemente a cadena perpetua por el doble asesinato de dos personas en un restaurante de Gotemburgo en marzo de 2015.

"Veremos si finalmente el motivo tiene que ver con esto, pero nuestra hipótesis de trabajo es que sí", declaró el martes a la emisora pública "Radio de Suecia" el portavoz policial Thomas Fuxborg.

La Policía sueca, que de momento no ha practicado detenciones ni tiene sospechosos, se concentra en analizar las imágenes captadas por las cámaras de seguridad de la zona y ha pedido además ayuda a la ciudadanía para recabar alguna pista.

Un tribunal de Gotemburgo condenó hace tres semanas a ocho personas, dos a cadena perpetua y seis a 14 años, por el ataque a un restaurante en el suburbio de Biskopsgården, en el que murieron dos hombres y otros hecho resultaron heridos.