Así lo ha señalado Romeu en declaraciones a Europa Press en las que, a título individual -el comité nacional del PSPV ya respaldó el 'no'-, ha subrayado que el PSOE debe comportarse como un "partido de Estado" y facilitar la formación de gobierno, aunque "no a cambio de nada", siempre en favor de los intereses del país, que están por encima, ha dicho, "de todo el mundo".

Ha pedido "altura de miras" al partido, al tiempo que ha criticado que Mariano Rajoy, a quien ha calificado como "el político más vago que tenemos encima de la mesa", no haya lanzado al PSOE ninguna propuesta para negociar esa abstención pese a ser consciente de que la necesita y "no va a ser investido por la gracia divina". "No ha movido un dedo", ha lamentado.

A su juicio, tanto el PP como el PSOE tienen la responsabilidad de dar estabilidad al país, aunque ha enfatizado que "el primer gesto tiene que ser del que tiene la responsabilidad de gobierno", en este caso Rajoy.

El PSOE, ha agregado, ya ha indicado en varias ocasiones que ahora "toca ser oposición", que debe "ser implacable", pero también debe gestionar que haya un gobierno. Para Romeu, la solución "no es esperar a unas terceras elecciones a ver si la gente vota lo que los políticos quieren que voten" y ha criticado que, en esta situación, el PP "no ha movido ficha".

En definitiva, el socialista apuesta por abrir un espacio de diálogo y ver "en qué cosas se puede acordar", tratando temas como la educación, la 'ley mordaza' o la reforma laboral, para evitar la "desconexión" con la sociedad provocada por la falta de gobierno.

Consulta aquí más noticias de Valencia.