La Junta de Gobierno Local de esta ciudad aprobó este miércoles por unanimidad, a propuesta de la alcaldesa, Eva Sanchis (Compromís), "anular la prueba selectiva realizada para la provisión en propiedad de cinco plazas de auxiliar administrativo" al estimar "el recurso de altura interpuesto por el opositor que pidió el examen tipo test en valenciano" y no habérsele facilitado "su derecho".

Asimismo, esta decisión se toma después de que el informe de la Dirección General de Administración Local haya concluido que "el cuestionario tipo test es un documento oficial, puesto que es una prueba que forma parte de un proceso selectivo dirigido al acceso a la función pública", ha explicado el consistorio.

Por ello, ha agregado atendiendo a dicho informe, que "las entidades locales tienen que adecuar sus medios personales y materiales para cumplir una obligación que impone la legislación vigente, derivada de un derecho de los administrados a usar la lengua propia de su comunidad autónoma".

El citado informe, apunta que "el hecho de que no se facilitara el examen en valenciano podría afectar el derecho fundamental del artículo 23 de la Constitución de participación de los ciudadanos en los asuntos públicos y los de libre acceso a los cargos y funciones públicos".

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Godella ha asegurado que este consistorio es "un defensor de los derechos lingüísticos" y ha apuntado que "prueba de esto es que es uno de los primeros municipios donde se recogió el requisito lingüístico a su relación de puestos de trabajo y donde la promoción del valenciano ocupa un lugar prioritario".

La alcaldesa de la ciudad ha considerado que la anulación de esta oposición "sienta un precedente que reforzará la defensa de los derechos lingüísticos". Así, ha señalado que espera que "a partir de ahora, en todas las administraciones públicas se respeten estos derechos, una vez conocidas las consecuencias que su incumplimiento tiene".

Eva Sanchis también ha agradecido "el interés" prestado por las entidades defensoras del valenciano y les ha manifiestado "su compromiso personal" y el del equipo de gobierno de Godella "en el fomento, divulgación, extensión de la lengua y la cultura valenciana".

La primera edil ha resaltado que el examen para las cinco plazas de auxiliar administrativo se volverá a hacer de nuevo, pero "esta vez, además de vigilar que todas las persones aspirantes lo hagan en igualdad de condiciones en cuanto al contenido de la prueba", asegurando que "lo puedan hacer también en igualdad de condiciones respecto del uso de la lengua".

Consulta aquí más noticias de Valencia.