El alcalde no descarta la implicación de un cuarto menor, tras la localización de tres en el recinto

ARTEIXO (A CORUÑA), 18 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Arteixo (A Coruña) ha iniciado la reparación de los destrozos provocados por un grupo de tres menores en el colegio de Galán, en la parroquia de Oseiro de este municipio coruñés.

En declaraciones a Europa Press, el regidor de Arteixo, Carlos Calvelo, ha manifestado también que los Servicios Sociales municipales se pondrán en contacto con las familias.

Mientras, no ha descartado la implicación de un cuarto menor, tras la localización de otros tres en el lugar como presuntos autores de los daños registrados en el centro escolar.

Inicialmente, fueron dos los menores localizados dentro del colegio donde, según el alcalde, se está procediendo a reparar los desperfectos ocasionados, principalmente, en la planta baja del centro. Además de mobiliario, cristales y algún ordenador roto, en el colegio aparecieron numerosas pintadas.

INTERVENCIÓN DE SERVICIOS SOCIALES

Al lugar, se desplazaron efectivos de la Policía Local y también se dio aviso a la Guardia Civil. Tras localizar a dos menores, poco después se encontró a un tercero, aunque el alcalde ha manifestado que en los hechos "podría estar implicado un cuarto".

Sobre los autores de los hechos, Carlos Calvelo ha apelado a la prudencia al tratarse de menores, de 11 años y todos ellos, según ha explicado, alumnos del colegio. Con todo, ha avanzado que los Servicios Sociales tratarán de contactar con las familias para llevar a cabo "una intervención y analizar de qué puede venir el problema", ha indicado.

Ahora, una empresa procederá a reparar los destrozos ocasionados, entre ellos la limpieza de la pintura, un trabajo que el alcalde ha admitido que será "el más difícil" de acometer.

SIN RESPONSABILIDAD PENAL

Mientras, fuentes de la Guardia Civil han precisado que, al tratarse de menores de 14 años, carecen de responsabilidad penal y que, por ello, no han llegado a estar detenidos.

Por ello, en estos casos, se quedan bajo la custodia de sus tutores legales, a los que corresponde la responsabilidad civil. En caso de existir denuncia, se remitiría a la Fiscalía de Menores el atestado correspondiente.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.