En concreto, las plantas fueron localizadas por agentes del Puesto Principal de la Guardia Civil de Baiona-Nigrán este martes en un terreno de la parroquia de Panxón habilitado para parking público durante los meses de verano, según ha indicado la Dirección General de la Guardia Civil en un comunicado.

En el interior de la finca, los agentes se incautaron de 12 plantas de marihuana de distinto tamaño, 21 de adormidera y varias cápsulas de la misma planta distribuidas en distintas macetas en las que estaban dispuestas para la extracción de la resina.

Como consecuencia, el dueño del terreno está investigado como presunto autor de un delito contra la seguridad pública, por el cultivo y elaboración de sustancias estupefacientes. Este hombre, que ya tiene antecedentes por delitos contra la seguridad pública, deberá comparecer ante el Juzgado de Instrucción número 4 de Vigo en una fecha por determinar.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.