Ramón García Cañal
Ramón García Cañal EUROPA PRESS

Desde Podemos señalan a través de una nota de prensa que el dato figura en la declaración de bienes publicada en la web del Congreso de los Diputados. Cañal habría cobrado además otros 3.132 euros en especie el pasado año "mientras se enviaba a la calle a trabajadores necesarios para las diferentes labores que se desempeñan desde la empresa pública".

"Llama la atención que quienes aprueban reformas laborales que acaban con los derechos de los trabajadores sean los primeros privilegiados en los mismos espacios en los que se aplican los ERE", han señalado desde Podemos.

Han explicado que hace cuatro días, Tragsa, a través del portal de empleo Infojobs, ofertó 17 plazas para veterinarios, para participar en un programa de Sanidad Animal especialmente enfocado al diagnóstico de Tuberculosis, el mismo trabajo que venían haciendo los 18 veterinarios despedidos por el ERE en Asturias.

"Es decir, Tragsa continúa sustituyendo con eventuales los puestos de los trabajadores fijos que fueron despedidos. Casualmente, se ofertan 17 plazas bajo el mismo perfil de los 18 despedidos, lo que supone sustituir trabajadores con experiencia y derechos laborales adquiridos derivados de su antigüedad por otros, que incluso podrían ser los mismos en el caso de presentarse a la selección, con unas condiciones laborales más precarias", han lamentado desde Podemos.

También han criticado la "pasividad" del Gobierno asturiano en este asunto. "Los 17 empleados recibieron por burofax la notificación de despido entre el 31 de diciembre y el 1 de enero, pero la consejera asturiana María Jesús Álvarez, a pesar de las reuniones solicitadas, no tomó cartas en el asunto hasta 15 días después, cuando los despidos eran un hecho y fue consciente de que ya no contaba con los veterinarios que deberían encargarse de realizar el saneamiento en plena campaña", han afirmado.

Consulta aquí más noticias de Asturias.