En un comunicado, la institución foral se ha pronunciado, de este modo, tras la reunión mantenida en la mañana de este miércoles en su sede por representantes de la Diputación, el Ayuntamiento de Ondarroa y el Gobierno vasco para abordar la situación generada por los desprendimientos en la ladera de Kamiñalde, que obligó el pasado mes de marzo a desalojar a 176 familias.

Al término del encuentro, la Diputación de Bizkaia ha señalado que mantiene su "compromiso con Ondarroa, basado en un acompañamiento técnico y jurídico permanente desde el mismo momento del suceso y que se complementa con ocho reuniones hasta el día de hoy".

CUESTIONES RELEVANTES

Asimismo, ha indicado que trabajará, junto con el resto de instituciones, "en cuestiones relevantes ya detectadas y aún sin abordar por el Ayuntamiento de Ondarroa, como son el análisis de los distintos seguros implicados en el suceso, el análisis de la gestión de la obra y del coste de la misma, y las gestiones relacionadas con la Administración del Estado para solicitar ayudas".

Finalmente, ha explicado que ha abonado ya al Consistorio "la cantidad máxima permitida en concepto de imprevistos", cantidad que se suma a "otras ayudas forales prestadas como bomberos, servicios forestales, apoyo jurídico y técnico, o apoyo de servicios sociales".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.