JOHNNY DEPP
Amber Head y Johnny Depp en el Festival de Cine de Venecia de 2015. Ettore Ferrari / EFE

Nuevos detalles y pruebas escabrosas siguen empañando la imagen pública de Johnny Depp, acusado de maltrato por su última esposa, Amber Heard. Hace unos días salía a la luz un vídeo que reflejaba la violencia con la que el actor se dirigía a su pareja, de la que tiene una orden de alejamiento.

De nuevo el portal TMZ ha hecho públicas nuevas informaciones que harían más verosímiles las acusaciones de Heard contra Depp. La actriz sostiene que el intérprete de Piratas del Caribe se cortó un dedo en estado de ebriedad durante una discusión telefónica, estando él en Australia y ella en Londres.

Luego, introdujo el dedo ensangrentado en tinta azul y escribió sobre cristal una frase en la que acusaba a Amber de serle infiel con Billy Bob Thornton. Amber Heard defiende que esa infidelidad nunca se produjo.

No se trata solo de la versión de los hechos de Heard, sino que se han publicado imágenes del dedo cortado del actor, así como otras donde aparece con la mano vendada. Al parecer, Johnny se vio obligado a detener el rodaje de Piratas del Caribe durante dos semanas para recibir tratamiento en Estados Unidos donde le hicieron un injerto de piel. La cicatriz aún sería visible en la mano de Depp.

Estas filtraciones se producen en una semana clave en la que el divorcio podría verse ya en los juzgados después de las siete horas de declaración de Amber Heard, el pasado fin de semana. Este matrimonio que duró apenas 15 meses podría salirle muy caro al actor, que sigue negando las acusaciones.