ZAMORA
Trabajos de búsqueda del cuerpo del pastor que había excavado un pozo para buscar un tesoro en Zamora. Mariam A. Montesinos / EFE

Los servicios de rescate han encontrado a primera hora de la tarde de este martes el cuerpo del varón desaparecido el lunes en un pozo excavado por él mismo en busca de un tesoro en Valderrey (Zamora), a las afueras de Zamora capital, tal y como ha confirmado la Subdelegación de Gobierno.

La búsqueda del hombre, un pastor que trabajaba en la finca en la que perforó durante meses el pozo, había comenzado el mismo lunes, tras dar la voz de alarma sobre su desaparición un compañero que le había ayudado a hacer el pozo de forma manual y con medios rudimentarios.

Una máquina excavadora accedió a donde estaba el cuerpo moviendo la tierra del terreno en pendiente, ya que los bomberos descartaron acceder al interior por el peligro que suponía debido a la estrechez y la posible falta de oxígeno en el interior de la excavación.

La excavación la habían realizado junto a los restos de un muro de la finca, que se encuentra en pendiente y en la que habitualmente pastaban las ovejas, situado junto a la carretera de acceso a la ermita de Valderrey de la capital zamorana.

Según la información policial, se trataría de un varón de origen marroquí, del que no pueden precisar su edad. Junto con su amigo, también pastor, se llevaba dedicando desde hacía más de año y medio a realizar profundos pozos en busca de esa recompensa que ellos suponían que escondían esas tierras. Antes, el desaparecido había realizado diferentes catas, según han señalado fuentes policiales.

El subdelegado del Gobierno en Zamora, Jerónimo García Bermejo, que esta mañana ha supervisado las labores de rescate, ha apuntado la hipótesis de que el pastor pudiera haber fallecido "por narcotización" y mediante "una muerte dulce", al respirar aire con "componentes sulfurados".

Consulta aquí más noticias de Zamora.