Trazado del circuito de Fórmula 1 en Valencia
Trazado del futuro circuito de Fórmula 1 en Valencia. 20 MINUTOS

La Generalitat valenciana ha adjudicado los dos tramos del circuito urbano de Fórmula 1 de Valencia, cuyas obras está previsto que puedan comenzar el próximo lunes, 1 de octubre.

Así lo ha anunciado el conseller de Infraestructuras y Transporte, Mario Flores. El primer tramo del circuito, que afecta a la prolongación de la Alameda y a la avenida de Francia, se adjudicó recientemente a la UTE integrada por FCC, Pavasal y Ecisa por importe por 31,7 millones de euros. El segundo se ha adjudicado hoy por 9,5 millones a la UTE de OHL, Ecisa y Construcciones Luján.

Los dos tramos van a costar, en total, 41,2 millones de euros
El titular de Infraestructuras destacó que "podrán empezar el 1 de octubre las obras del circuito" con la previsión de llegar
a finales del mes de mayo con éstas "ya listas", de manera que el circuito pueda estar "perfectamente terminado en el mes de junio o julio y llegar perfectamente al 24 de agosto", fecha del Gran Premio de Europa de Fórmula 1.

Flores avanzó que se está preparando un plan de ruidos "para poder evitar, en la medida de lo posible, las molestias que puedan causar las pruebas" y se mostró "sorprendido" por las últimas protestas vecinales, ya que, en general, "estas personas son bastante comprensivas". También señaló que la Conselleria ha recibido a la práctica totalidad de los vecinos afectados a través de reuniones con las asociaciones.

5,4 kilómetros de longitud

El circuito de Fórmula 1 de Valencia se enmarca en la zona del Grao. En concreto, discurrirá en torno a la dársena interior del puerto y por las calles del futuro barrio que se construirá entre las vías del ferrocarril, el puerto y el antiguo cauce del río Turia. El circuito tendrá una longitud de 5.473 metros y tendrá un ancho de pista de 14 metros.

El circuito rodea la dársena interior del puerto, ocupando las zonas que actualmente se destinan a viales, espacios libres y zonas de muelles. Esto supone que estas zonas deben adecuarse a este nuevo uso, que a la vez debe ser compatible con el de ocio que se pretende para esta parte del puerto.