Según han indicado a Europa Press fuentes del Consorcio Provincial de Bomberos, el camión ha sufrido una fuga de combustible por el vuelco, aunque no de la carga, que es de entre 12 y 13.000 litros de gas propano.

Como consecuencia del estado del camión, con grandes daños en la cabina del piloto, que ha salido leve del siniestro, y al quedar atravesado en la calzada, bomberos ha montado una línea de seguridad preventiva, a la espera de que llegue un camión cisterna de Cepsa para realizar el traspaso de la carga.

En este sentido, ha señalado que una vez que llegue el segundo camión, la AP-4 será cortada en los dos sentidos hasta que se complete la operación, que es lenta y tardará unas horas.

En el lugar del siniestro, además de la Guardia Civil, se encuentra siete bomberos del Consorcio Provincial con dos autobombas.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.