Según ha informado el Ayuntamiento de Coria en una nota de prensa, junto a él han viajado 1.000 grullas de papel, confeccionadas por los escolares del municipio y por miembros de la asociación Hasekura, que simbolizan la esperanza por un futuro mejor. Así, 71 años después de la tragedia, Coria del Río ha querido estrechar aún más los lazos con el pueblo nipón, tan presente en la localidad.

De esta forma, Japón ha asistido a la ceremonia de conmemoración del desastre nuclear, celebrada en el Parque de la Paz, muy cerca del hipocentro de la explosión y aprovechando su estancia, visitará otras localidades y se reunirá con personalidades como Hiroshi Kameyama,

alcalde de Ishinomaki, la ciudad de la que partió la embajada Keicho, origen de las relaciones entre Japón y Coria del Río.

El presidente de la Asociación Hasekura entregará al alcalde de Ishinomaki una carta del alcalde de Coria, Modesto González, en la que le cuenta las actividades realizadas, así como le plantea seguir impulsando las relaciones entre ambos pueblos, que podría concluir con un hermanamiento oficial.

Para González, esta invitación supone "un nuevo reconocimiento de Japón a Coria", tras la visita del Príncipe Heredero y "demuestra su aprecio a nuestro pueblo, hasta el punto de invitarlo a participar en un acto tan emblemático", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.