La sanción la ha dado a conocer Ecologistes en Acció este lunes que, como "persona jurídica interesada", figuraba en el expediente que tramitaba Generalitat.

En un comunicado, Ecologistes ha señalado que la sanción se ha conocido más de dos años y medio después de la denuncia que efectuó la Policía Local de Elche y el Seprona "sobre el almacenamiento de residuos sanitarios en la vía publica, dentro de un camión isotermo no refrigerado", y según el texto de la resolución: "cerca de un colegio y sin ningún tipo de vigilancia, con el consiguiente peligro potencial sobre la salud de las personas y el medioambiente, en el caso de alguna rotura accidental o por vandalismo del contenedor".

La multa de 11.000 euros cierra "definitivamente" el expediente que se abrió en 2014 y supone una rebaja dado que "la propuesta de sanción inicial era mucho mayor (25.000 euros)".

"Esta sanción muestra una vez más que la mercantil Reyval Ambient no gestiona sus residuos infecciosos con las debidas garantías de seguridad y salubridad exigidas por la ley, siendo el enésimo expediente sancionador en el que se le imponen sanciones por incumplimientos de las condiciones de seguridad en la gestión de residuos sanitarios infecciosos", ha asegurado Ecologistes en su comunicado.

"Otras infracciones están en proceso de investigación y deberían suponer nuevos procedimientos sancionadores en hechos tan claros como los resultados positivos en gérmenes de las analíticas microbiológicas de los residuos sanitarios tratados en el autoclave", ha seguido.

Asimismo, los ecologistas han critidado "la lentitud en la resolución de los expedientes iniciados o la inacción de la administración", así como "la inexplicable tardanza en la realización de informes".

A su modo de ver, todo ello, "supone muchas veces que las infracciones cometidas acaben prescribiendo, dejando caducar los expedientes o siendo archivados por los jueces por defectos de forma que, a pesar de estar probada la comisión de la infracción, acaban siendo anulados y por tanto permiten a la empresa infractora seguir con su actividad, poniendo en riesgo, como dice el texto de la resolución ahora dictada, la salud de la población".

"Esta situación debería suponer la toma de medidas cautelares por parte de la Conselleria de Medio Ambiente, para evitar que se siga produciendo ese riesgo para la salud de los ciudadanos", ha opinado.

Finalmente, han exigido "un mayor control en la gestión de los residuos sanitarios y la anulación de las autorizaciones a aquellas empresas gestoras que han demostrado su incapacidad para realizar esa gestión de manera segura".

"Hay que destacar que Reyval Ambient S.L. es el titular de la concesión de la recogida y tratamiento de los residuos infecciosos generados en los hospitales públicos y centros de Salud de la Comunitat Valenciana", ha zanjado.

Consulta aquí más noticias de Alicante.