El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, destacó hoy la "solvencia" de la economía española, cuyas cuentas cierran con superávit y se reduce la deuda pública, y la contrapuso al año 2004, con el último presupuesto del Partido Popular, en que "la despensa estaba vacía".

El gasto social aumenta un 6,8% y el de infraestructuras un 11,5%
Solbes ha entregado esta mañana al presidente del Congreso, Manuel Marín, el proyecto de ley de
Presupuestos Generales del Estado para 2008, los últimos de esta legislatura.

Los Presupuesto continúan con la senda iniciada en esta Legislatura y tienen como prioridades el gasto productivo y el social, la modernización de los servicios públicos y la solidaridad con los países más desfavorecidos. El gasto social aumenta un 6,8% y el de infraestructuras un 11,5%.

Debate pendiente

En principio, todo parece indicar que la tramitación será más dura que otros años debido a la cercanía de las elecciones generales y a las demandas que los grupos, los que pueden apoyar al Ejecutivo, mantendrán en estos meses, desde el aumento de las partidas sociales hasta el compromiso inversor con Cataluña .

El PSOE se puede encontrar con la oposición de sus propios socios para aprobar el presupuesto
A partir de ahora, el Gobierno y el partido socialista deberán negociar con sus potenciales socios para lograr el apoyo a las cuentas.

Junto a la enmienda a la totalidad más previsible, la del PP, que ha pedido presupuestos "sin privilegios", aún hay partidos que no han descartado presentar la suya, como los nacionalistas catalanes, a pesar de que la Generalitat y el Gobierno ya han llegado a un acuerdo para que esta comunidad reciba en cumplimiento del Estatut 826 millones más de los previstos inicialmente.