Las Precipbajan Un 4Ños En La Segre
Las Precipbajan Un 4Ños En La Segre EUROPA PRESS/REMITIDO

La cuenca del río Segre muestra una fuerte disminución de la precipitación sobre todo en verano, con una reducción del 45% en los últimos 63 años: en la década de 1950 tenía una media de 3.000 hectómetros cúbicos por año, mientras que en la última década la cifra ha caído a 1.800.

Estos datos explican la importante reducción de la precipitación anual en toda la cuenca, que era de 10.200 hectómetros por año en los años cincuenta y ha sido de 8.700 hectómetros por año en la última década (reducción del 16'2%).

Así lo recoge un estudio sobre el cambio climático en el que ha participado el Irta, el instituto de investigación de la Conselleria de Agricultura.

La reducción de los caudales no está afectada, según este estudio, sólo por el cambio climático, sino también por otros factores, como el aumento de las demandas de riego en la cuenca.

CONCLUSIONES DEL ESTUDIO

El estudio, en el que han participado investigadores del IPE-CSIC, el Irta, la Oficina Catalana del Cambio Climático, el CREAF y el EEAD-CSIC asegura que el actual patrón de uso del agua no es sostenible en un futuro cercano debido a los escenarios de cambio climático que pronostican una reducción de las precipitaciones y un aumento de la demanda de evaporación atmosférica.

El estudio concluye que será cada vez más difícil o imposible satisfacer las demandas de agua por riego y boca utilizando la estrategia de gestión actual, y además hace prácticamente imposible el desarrollo de proyectos para transferir el agua de la cuenca del Ebro a otras regiones del sudeste de España.

Consulta aquí más noticias de Lleida.