Imagen de la Batalla de Flores de Valencia
Imagen de la Batalla de Flores de Valencia JCF/A. ROMERO

Así lo ha manifestado el concejal de Cultura Festiva del Ayuntamiento de Valencia, Pere Fuset, quien ha aseverado que en el consistorio "no pueden estar más contentos" por el resultado de una Feria de Julio "muy renovada" que se ha dado a conocer entre "la gente más joven, que no tenía la costumbre de participar".

Como broche de oro, la feria bajó el telón este domingo con uno de sus actos más vistosos, la tradicional Batalla de Flores, que ha cumplido 125 años de historia con más público y un itinerario más largo por el Paseo de la Alameda de la capital del Turia. En cuanto a los galardones, el Premi Baró de Cortes fue para la carroza con el lema

'Fades de primavera', artista Roda i Guaita (diseño Marina Puche).

Según las estimaciones de Fuset al acabar el evento, el público asistente rondó "las 4.500 personas". En este punto, se mostró "muy

contento porque ha habido entradas suficientes para todo el mundo". "La batalla está de moda", recalcó.

Por su parte, el alcalde, Joan Ribó, que también asistió al acto, calificó al batalla de 2016 como "la mejor" que ha visto en su vida, al tiempo que subrayó su "simbolismo": "En un país tan plagado de conflictos y, fuera, de guerras, desde Valencia podemos enseñar que la Batalla de Flores es una manera muy buena de hacer una batalla, seguramente la mejor". "Ojalá todas las batallas fueran así", expresó.

"GRAN PARTICIPACIÓN"

Respecto al balance de la Gran Fira de València, el primera edil consideró que es "estupendo" porque se ha registrado "una gran participación".

"La feria de julio es un éxito que demuestra que Valencia ama a sus fiestas y este gobierno las cuida como elemento popular y cultural y va a continuar trabajando en esta dirección", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Valencia.